lunes, 22 de septiembre de 2008

Muestrario


No se estudia filosofía para ser feliz. No hay filósofos felices. Nadie se sienta a escribir filosofía porque es feliz. Cuando uno es feliz no se sienta a escribir; simplemente es feliz. Uno se sienta a escribir cuando algo no le cierra, que es lo mismo que decir que uno reflexiona ante la angustia. Y ojalá que no le cierre nunca, porque el día que a uno le cierre, entonces uno será un boludo feliz. De esos que tienen respuesta para todo.

3 comentarios:

Charly Santos dijo...

Che, y qué onda lobos? Salió lindo?
Un saludo.

Yan Duimich. dijo...

uno es feliz cuando burlo la mente, y siempre el alma tiene letras para escribir.

Confundida flor dijo...

que feo llegar a ser un boludo feliz, !!
lindo pablo
saludos