viernes, 26 de septiembre de 2008

Nariz de Poroto

Chorreando el moquito está desde tu nariz de poroto
Moquito de agua y pegamento se infla como un globo de helio
que jamás levanta vuelo libre al viento
Moquito de agua y pegamento explota sobre tu cara de mapa
en la que a los ríos y países limítrofes
los detalla un relieve de tierra y sudor amargo e infante.
Tu día comienza sin que salga el sol
cuando caminando como un acróbata de vagón en vagón
dibujás zig zags con las migas de un pan
y estrechás tu miedosa y resentida manito
repitiendo un cantito con mucha habilidad

¿Cómo te perdimos nariz de poroto?
¿Quién fue ese fantasma que te dejó escapar
y derrochar tu luz sobre esta ciudad
a la que no le importas ni le importarás?

Otra estación
otra estación pasó
pasado pisada por un pié más débil que ayer
una bolsa más grande y un futuro más chico

Otra estación
otra estación dejaste atrás
y llegaste a tu puente
en donde te espera
nadie más que una frazada
y la certera muerte

Mientras
tu aliento de parche de bicicleta
infla y desinfla otro moquito
Mientras
el ronroneo de tus tripas
te canta una canción de cuna
Mientras
el frío hostil te acobija
te mece en sus brazos
y te abruma

Otra estación dejaste atrás
Mientras…

3 comentarios:

Charly Santos dijo...

Sublime, impecable. Una verdadera obra de arte; el fastido, la repugnancia y la furia condensadas en un sólo tejido de matices.
Felicitaciones doña, le dejo un saludo.

Xergito dijo...

es verdad, impecables es la palabra, ya que no podria decir "hermoso" porque pinta un paisaje tan comun a todos, la ultima parte me causo escalofrios, plasmaste excelentemente la tristeza de un nene todo engomado, en patas seguramente.
suertes hoy en La Vaca..

Bukowskiana dijo...

si, es impecable... lo puedo ver.

SIempre admiré esa capacidad tuya para poder transmitir en la escritura olores, sabores... es mucho más difícil ke transmitir sentimientos.

No sé, me parece...