jueves, 17 de julio de 2008

Rotura

Si la Rotura de la noche me relojea
desde las persianas
mientras un sol va rodando en la terraza
de subtes inabordables
Si no entienden los pulmones que
humo encegueció los semáforos
y ya no vuelven a marcar las calles
ni entienden que la paloma chillona del amanecer
no permita llegar tarde
cuando me duelen los pies
y la acera me estanca las ganas
Si llueve hasta vaya a saber cuando
y no encuentro el árbol de los horizontes
Y si la cadencia de obeliscos
que se acuestan en jirafas
de carteles produce una nueva estela
de renglones
donde no hay nada y
si los rostros atravesados
como estacas clavadas
se vuelven a gritarme en la mano
Entonces hay que seguir
como el eco del eco del eco
y ver cómo caen los asteriscos
del balcón
hacia el papel.

1 comentario:

Quiqué Buñuelos dijo...

me gustó mucho este texto...muy buenas metáforas...
un beso Norita...