sábado, 26 de abril de 2008

Si fueses tan sólo parte del "ol" con que alimento mi angustia
estoy segura de que la misma perdería su escencia
Largos pergaminos atrapaban a mis frías y muertas manos
asesinadas ayer por recuerdos de caricias desvanecientes
Manos sombras
expectantes
anheladoras del próximo ocaso encuentro...
Deseado ocaso encuentro
con aquellos alfiles dedos
alfiles
proclamadores
de sutiles susurros
jamás brindados
agitados mitigadores
de
dulces melodías
que no se exparcen y se regalan
a los ansiosos y mutilados viejos retoños
que hoy escriben
Si un chasquido alcanzase...
Si un suave y tierno crujir de huesos alfiles te trajese a mi tiempo...
El tiempo quiere disimular...
pero yo lo veo correr y escapar por mis venas...
por mi sangre
en mi rostro de arrugas surcos....
Bello día viernes...
Hermoso nombre llevaba...
Bello día viernes...
Hermosas horas acarreaba...
Maldita mañana sábado....
El tiempo se paralizó
en la nada
Psicótica exaltación de este ser perdido
mareado y dormido
en el recorrido
de tu veneno olvido
Piedad/crueldad
unidas en tu ser
las espero
con tu fragancia a "ol"
impregnada en mi ansiedad...

1 comentario:

STELLA MARIS TABORO dijo...

Caigo aquí en tu web ,
como el humo sin chimeneas,
pero no quiero robarte el oxígeno
QUE ALIMENTAN sus bellos versos.
un abrazo