sábado, 17 de mayo de 2008

Cosas que perdimos en el fuego

Entre las cosas que perdimos en el fuego
al amanecer
había confesiones, poemas dedicados
que nunca te mostré.
Había cartas que escribiste,
que daría brazos, risas, veranos por volver a ver.

Entre las cosas que perdimos en el fuego
estaba el amanecer,
fotos corridas, playas desiertas, días celestes, noches azules,
botellas con mensajes que llegaban de alta mar.

Entre las cosas que perdimos había canciones de karaoke,
ositos-aniversario, agendas, corazones,
grafitis de vidrios empañados frente al río.

Entre las cosas que perdimos, estaba el fuego,
los extremos, esos raros movimientos del alma
que ahora llamamos Juventud.

Invitado especial de Humo Suburbano... posteénlo!!!

5 comentarios:

amor dijo...

sabrás que las rimas que conocemos de bécquer las reescribió de memoria porque el original se perdió en un incendio

y fíjate bécquer lo que es

amor

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

El fuego todo lo consume, ojala no perdamos nada por culpa del fuego abrazador.

Me encanto la alegoría.
Saludos

©Claudia Isabel dijo...

Roy, Amor, que bueno tenerlos de visita en HUMO...
Excelente poema!!!
Un abrazo

) e l a s u n t o ( dijo...

me gusta lo que estan haciendo
ya estamos por sacar una revista y les vamos a estar avisando
aguante el aguante
abrazo grande, ale de pipi cucu

Xergito dijo...

las brasas son fuego aun? no les paso que de ver el camino hacia atras parece que el fuego ya no esta.. pero siempre aparece un viento y las brasas largan humo (en mayusculas) y el fuego se reaviva